Archivado en: ,

4 consejos para elegir las zapatillas deportivas perfectas para ti

Uno de los puntos más importantes para mantenerte sano es evitar llevar una vida demasiado sedentaria. Tanto si trabajas en una oficina, como si pasas gran parte de tu tiempo de ocio jugando online en ruleta77espana.com es conveniente dedicar algo de tiempo a hacer ejercicio.

Una de las actividades más saludables, y que está al alcance de todos es salir a correr de vez en cuando. Además, no se necesita mucho equipamiento ni conlleva un desembolso inicial costoso. 
Si quieres iniciarte en el running, aquí tienes unos consejos que te ayudarán a elegir tus primeras zapatillas. Así te asegurarás de que empiezas con buen pie en esta actividad tan saludable y satisfactoria.

 

1. No te encapriches con ninguna marca o modelo concreto

Este es un error típico de los novatos: elegir la zapatilla por su estética en vez de pensar en comodidad y funcionalidad. Pensar en marcas, modelos o colores debe ser lo último. Vete a la tienda con la mente abierta e intenta probar muchas zapatillas. Cuantas más, mejor.

Ten en cuenta que lo más importante es encontrar un zapato que se adapte perfectamente a tu pie y no te cause molestias cuando corres. ¡Todo lo demás es secundario!

2. Acude a una tienda especializada

No te confundas. Decir 'tienda especializada' no es sinónimo de precios altos. Al contrario, estos establecimientos suelen tener una gama de productos muy amplia con muchos precios diferentes. Ten en cuenta que es importante probar varios modelos de zapatillas antes de decantarte por unas y aquí es el único lugar donde podrás hacerlo.

Además, cuentan con personal especializado que te podrá echar una mano al elegir y asesorarte sobre cuáles son las mejores zapatillas para empezar a correr.

3. Asegúrate de que la forma de la zapatilla te resulta cómoda

Este es el meollo de la cuestión. Y es que elegir un zapato para hacer deporte es mucho más que saber qué número calzas. Por este motivo, comprar por Internet puede ser un error garrafal, a menos que ya conozcas la zapatilla y ya la hayas probado. 

Hay zapatillas más anchas, más estrechas, más ceñidas, con distintos tipos de punteras… Cada fabricante tiene su estilo y cada modelo puede ser un mundo comparado con otro. Lo principal es asegurarte de que no sientes ninguna molestia o zona apretada, tanto en parado como al caminar. 
Presta atención a cómo te sienta por todo el perímetro del pie. Y asegúrate de que no te oprime ninguna zona. Los dedos deben estar relajados y no apretujados unos contra otros, ni aprisionados por la forma del calzado. Ten en cuenta que una pequeña molestia al probar en la tienda puede resultar un gran inconveniente cuando estás corriendo. 

Asimismo, no te obsesiones con la idea del número que pie que usas en otro tipo de calzado. Unos fabricantes pueden tallar un poco más amplio que otros. Déjate guiar por tus sensaciones y no por el número que está escrito en la etiqueta.

4. Ten en cuenta que los pies se hinchan cuando estás corriendo

Muchos novatos no tienen esto en cuenta y se encuentran con sorpresas desagradables cuando empiezan a correr. Un modelo que está demasiado ajustado cuando lo pruebas en la tienda es casi seguro que te va a dar problemas cuando estés en plena carrera. Cuando el pie se hinche un poco por el trabajo, el calzado te apretará.

Un consejo útil es elegir un número un punto por encima de lo que usas como zapato de calle para compensar este fenómeno. Cuidado con elegir demasiado amplio porque tu pie podría rozarse contra la zapatilla y acabar lastimándote.

Algunas personas con experiencia van a comprar sus zapatillas al final del día o después de una jornada de compras larga, en la que se han pasado unas horas recorriendo varias tiendas y caminando de acá para allá. Sus pies ya están hinchados y así pueden saber como les sentará el calzado durante sus carreras.





Compártelo:

0 comments:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario. No se permiten insultos ni palabrotas.