Archivado en:

Las máquinas tragaperras no pasan de moda

La sociedad digital ofrece a los españoles más opciones de ocio y entretenimiento que nunca. La industria del entretenimiento ha atravesado un proceso de profundos cambios en los últimos años con la irrupción de las nuevas tecnologías, que han alterado por completo la forma de consumir contenidos. Un sector marcado por la preferencia por los productos online y en el que las nuevas generaciones se han convertido en los principales responsables de su crecimiento. Por este motivo, las empresas del sector del entretenimiento han adaptado sus productos y servicios para captar la atención de estos nativos digitales que tienen unos hábitos de consumo diferentes al de generaciones anteriores. A pesar de las nuevas tendencias que están cambiando el sector del entretenimiento, los españoles siempre han mostrado su predilección por opciones de ocio tan tradicionales como los juegos de azar. La ruleta, el blackjack y las máquinas tragaperras, entre muchos otros, son juegos que no pasan de moda, sino todo lo contrario. Estas modalidades, que forman parte de la cultura e historia de la sociedad española, se han adaptado a las nuevas tecnologías ofreciéndole a las nuevas generaciones la oportunidad de disfrutar de los juegos tradicionales a los que jugaban sus padres. Los juegos de azar han soportado muy bien el paso del tiempo, a pesar de que algunas modalidades como las populares máquinas tragaperras tienen más de 100 años de historia a sus espaldas.

Breve historia de las máquinas tragaperras

Quién le diría a Charles August Fey, ingeniero de origen alemán instalado en San Francisco, que la primera máquina tragaperras que desarrolló allá por el año 1887, conocida como Liberty Bell (Campana de la libertad), sería la primera semilla de uno de los juegos de azar más populares de la historia. Esta primera máquina tragaperras elemental, que tenía tres tambores en lo que aparecía diferentes figuras (corazones, herraduras, diamantes, espadas y las campanas de la libertad), revolucionó el mercado norteamericano. Por primera vez, este tipo de máquinas contaba con un mecanismo automatizado para las ganancias y la inserción de monedas, por lo que los jugadores podían introducir directamente las monedas en ella.


Fuente: https://www.casinos-online.es
Los cinco símbolos que aparecían en los tambores permitían comprobar el momento exacto en el que se producía una victoria. De esta forma, cuando un jugador conseguía que las tres campanas de la libertad aparecieran en la misma línea, la propia máquina tragaperras otorgaba el premio de forma automática, que en aquella época era como máximo de diez monedas. La Liberty Bell de Charles Fey tuvo un gran éxito en Estados Unidos, aunque pronto surgieron imitadores que pusieron en peligro el monopolio del ingeniero de origen alemán. La Operator Bell de Herbert Mills, fabricante con sede en Chicago, fue una de las copias más populares. Un éxito que fue fugaz, ya que las ciudades y estados norteamericanos comenzaron a legislar en contra de las máquinas tragaperras, prohibiendo cualquier tipo de juego que otorgara premios en metálico.
A pesar de las restricciones impuestas en la época, las empresas que desarrollaban las máquinas tragaperras comenzaron a sustituir los premios metálicos por caramelos y chicles. En este contexto nació la primera slot con símbolos de frutas, desarrollada por Bell Fruit Gum Company, para indicar el sabor de los diferentes sabores de chicles que los jugadores podían conseguir como premio. También apareció el símbolo BAR, que hacía referencia a la compañía proveedora de los chicles para las máquinas tragaperras. Ya en la década de los años 40, el mafioso Benjamin “Bugsy” Siegel fue el responsable de instalar por primera vez en la historia una máquina tragaperras en un casino, concretamente en el Flamingo Las Vegas. Desde ese momento, las slots siempre han formado parte de los establecimientos de juego, hasta su salto definitivo al ámbito digital en los últimos años.

El éxito de las máquinas tragaperras online

Más de 100 años después de la invención de la primera máquinas tragaperras de la historia, este juego de azar sigue siendo uno de los más populares de los casinos, tanto físicos como online. Así lo reflejan los últimos datos publicados por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), que señala que las máquinas tragaperras han tenido una cuota de mercado del casino de 54,73% en 2018, obteniendo una variación anual del 50,62%. Las slots se han posicionado como el segundo juego de azar más popular en la actualidad, sólo por detrás de las apuestas deportivas. Todo ello a pesar de su regulación tardía, ya que no fue hasta mayo del año 2015 cuando dieron el salto de definitivo a internet. El crecimiento exponencial de las máquinas tragaperras online desde su regulación en 2015 contrasta con el descenso en la facturación de las slots presentes en los establecimientos físicos. Según los datos del Consejo Empresarial del Juego (Cejuego), las máquinas tragaperras han perdido un 35% en su facturación desde 2008, año en el que sus ingresos ascendieron a 4.400 millones de euros, cifra que en la actualidad se ha reducido a unos 2.880 millones de euros. Por suerte, las conocidas en el sector como máquinas recreativas tipo B han encontrado su salvación en plataformas tan populares como 888 Casino, donde viven una segunda juventud. Una consolidación en el ámbito digital que se debe principalmente a su rápida adaptación para atraer a las nuevas generaciones de jugadores, ofreciéndoles una experiencia de juego similar a la de los videojuegos.
La experiencia única que ofrece cada máquina tragaperras es uno de los motivos por lo que esta modalidad sigue triunfando en la actualidad. Además, los jugadores pueden disfrutar de este clásico en cualquier parte gracias a las aplicaciones para dispositivos móviles desarrolladas por los operadores de juego. Una modalidad que apasiona a los jugadores asiduos a los casinos online, pero también a los principiantes que nunca antes han tenido la oportunidad de disfrutar de la experiencia de una máquina tragaperras. Además, los casinos online tienen un sistema de bonos y promociones con el que los jugadores pueden tener una primera toma de contacto con el juego de forma completamente gratuita mientras van adquiriendo la experiencia necesaria para conseguir importantes premios en el futuro.

0 comments:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario. Recuerda que no se permiten insultos ni palabrotas.