Archivado en: , ,

Se cancela el “Eurovegas catalán”: BCN World no se construirá

Después del sonado abandono en la construcción del megaproyecto de Eurovegas (Madrid) ahora le ha tocado el turno a Cataluña: BCN Word no se construirá.

El complejo que se iba a realizar en Vilaseva (Tarragona), cerca del parque temático de atracciones de Port Aventura nunca verá la luz. El principal inversor, el valenciano Enrique Bañuelos, ha pronunciado cho un rotundo no a las exigencias de la Generalitat de Cataluña.



El pasado mes de diciembre la propia Generalitat gastó 377 millones de euros en comprar los terrenos al BBVA para la construcción del parque, aunque finalmente Bañuelos renunció a la opción a compra.

Tras el anuncio la Generalitat ha intentado salir de las críticas como ha podido anunciando que buscará otros inversores que quieran hacerse cargo del proyecto, algo poco probable. No ha contestado a la pregunta de un periodista de por qué había priorizado la compra de estos terrenos en lugar de pagar a los proveedores de las farmacias que llevan casi un año sin cobrar.


El proyecto de Barcelona World ha ido perdiendo fuelle desde casi el mismo día de su publicación (un día antes de que se anunciara que Eurovegas había escogido a Madrid en lugar de a Barcelona). Han pasado ya casi tres años desde el rimbombante anuncio de la Generalitat de la construcción. En aquella ocasión asistieron tres consejeros y se dijo que se invertirían 4.733 millones de euros en seis complejos turísticos temáticos. A los seis meses Bañuelos rebajó la cifra a “solo” 766 millones, pero destacando que por el momento solo contaba con la mitad, es decir 383 millones.

En un primer momento la Generalitat acusó al gobierno de centralismo por reformar las leyes para dar facilidades a la construcción de Eurovegas, pero cuando ya se había cancelado el proyecto madrileño fue la propia Generalitat quien utilizó esas reformas legislativas para aplicarlas en BCN World. Posteriormente, ante la escalada de manifestaciones independentistas el empresario valenciano amagó con construir Barcelona un poco más al sur de Tarragona, ya en tierras de Castellón (Valencia) y por tanto fuera de la comunidad de Cataluña. A lo que el gobierno catalán respondió rebajando un 55% los impuestos a los casinos.

Aun así el proyecto ha continuado año tras año parado, sin haberse colocado una sola piedra. Podría decirse, sin faltar a la verdad que “el Eurovegas catalán ha muerto”.

Un comienzo con mal pie

La anécdota que siempre giró entorno al proyecto era precisamente su denominación. El terreno escogido para la construcción se encontraba entre Salou y Vila-seca, no en Tarragona como anunciaba la web oficial de BCN World. Los terrenos están a más de una hora en coche de Barcelona no a 45 minutos. El hecho de denominarse Barcelona había sido interpretado por algunos tarraconenses como un insulto al sentirse menospreciados. La respuesta de Veremonte fue cambiar la denominación de Barcelona World a BCN World. Una solución que en realidad fue interpretada por algunos colectivos de la ciudad como “una tomadura de pelo”.


El presidente de Barcelona World, Xavier Adserà y los demás inversores, acordaron tras la manifestación independentista de Barcelona del 11 de septiembre de 2014 que si Cataluña algún día llegaba a ser independiente abandonarían el proyecto.
Síguenos:

Compártelo:

1 comments:

  1. Que desastre de noticia. Ni la más remota idea. Seguro que Bañuelos lo construye en Castellón como otros importantes proyectos tipo Marina de plomo digo D'or.

    ResponderEliminar

Déjanos tu comentario. Recuerda que no se permiten insultos ni palabrotas.