Archivado en: , ,

Kirk Douglas (98 años) desmiente su muerte: “¡Qué pesados estáis!”

El veterano actor, padre de Michael Douglas, y protagonista de las mítica "Espartaco" de Stanley Kubrick ha tenido que salir nuevamente a desmentir su fallecimiento. “Está como una rosa” confirman en su entorno.
Kirk Douglas se ríe de la muerte, cumplirá 99 años en diciembre
Kirk Douglas se ríe de la muerte, cumplirá 99 años el 3 de diciembre

Desde que el pasado 3 de julio falleciera la que fuera su exmujer y madre de su hijo Michael, Diane Dill, ha habido diversos rumores en Beverly Hills.

Kirk Douglas cumplirá el 9 de diciembre 99 años, y puede presumir de una vida apasionante y una de las carreras más exitosas de la historia del cine: sus padres eran emigrantes rusos analfabetos que llegaron a Estados Unidos sin dinero para comer. En su biografía cuenta que llegó a la universidad subido a un camión de estiercol. Ser judío no le puso las cosas fáciles.

Cuando le decían que no parecía judío por ser pelirrojo replicaba “tú tampoco pareces norteamericano, solo los indios lo son”.

Aconsejó a sus cuatro hijos que no se dedicaran al cine, pero al final todos hicieron cine. Su hijo más exitoso ha sido Michael, que ha logrado dos oscars, uno como actor y otro como productor. Kirk solo logró uno honorífico a su carrera en 1996.

Se cuenta que una vez se le acercó entusiasmada una chica, y él, ni corto ni perezoso la besó. Al apartarse ella dijo asombrada “tenía muchas ganas de tener un autógrafo del padre de Michael Douglas.

Su físico portentoso le llevó a no utilizar nunca dobles en sus películas, ni siquiera en "Los Vikingos" cuando saltaba de remo en remo. Pero también nos ha sorprendido de mayor, pues hace unos años publicó en twitter: “aquí, tomando un café con Lauren Bacall (una de las actrices más famosas del Hollywood de los años 40, fallecida en 2014)


Rodó en Madrid, Alcalá de Henares y Guadalajara “Espartaco” con 8.500 soldados del ejercito de Franco haciendo de extras. Negociaron un salario de 8 dólares la hora, que al final se llevó la fundación de Carmen Polo, esposa del dictador. Kubrick pudo así construir unas inmensas torres para poder grabar las batallas entre esclavos y romanos que se ven en el film.

Después de una vida tan extensa ahora se dedica ha hacer donaciones, como la de hace unos meses de 2,3 millones de dólares a un hospital infantil en Los Ángeles. Lo típico.


Síguenos:

Compártelo:

0 comments:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario. Recuerda que no se permiten insultos ni palabrotas.