Archivado en:

Los sorprendentes beneficios de una dieta vegetariana


No es casualidad que los vegetarianos presenten mejor humor, estén más delgados o tengan la presión arterial más baja. Y es que alimentarse de energía viva afecta a la salud de forma positiva. Si uno de tus propósitos de este año es reducir tu consumo de carne te conviene conocer los increíbles beneficios que te aportará una dieta baja en consumo animal. Aquí algunas verdades sobre la dieta vegetariana:

Una dieta vegetariana ya no significa comer solo ensaladas: Donde antiguamente asociábamos las ensaladas como el plato por excelencia de la dieta vegetariana, hoy en día esta iniciativa alimentaria se ha hecho tan común que ya hay de todo. De ahí que cada vez existan más restaurantes en Valencia, Madrid o Barcelona donde pedir, gracias a Deliveroo, comida vegetariana a domicilio con múltiples variantes y platos. Como esta hamburguesa vegana:

Hamburguesa. Credit: Pixabay

Una dieta vegetariana puede mejorar tu ánimo: Existe un vínculo entre la alimentación y el estado de ánimo. Por ello, de acuerdo a investigaciones, tras reducirla ingesta de producto animal se mejora el ánimo. Por consiguiente, una dieta basada en plantas te llenará de vitaminas y minerales procedentes directamente de la tierra, que es de donde los animales obtienen sus nutrientes. Por tanto, al alimentarte directamente de las plantas pasarás de comer energía de “segunda mano” a energía de primera mano, con lo cual mejorará significativamente la productividad, la depresión y ansiedad.

Una dieta vegetariana previene la diabetes: Tal cual se explica en eldocumental What The Health, el consumo de carne presenta una relación directa con el desarrollo de la diabetes. Y es que, pese a la creencia de que el azúcar es causante de la diabetes, realmente ésta es causada por un exceso de grasa animal en las arterias lo cual provoca que nuestras células no puedan digerir el azúcar.

Ensalada. Credit: Pixabay

Una dieta vegetariana reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular: La mayoría de las dietas vegetarianas son ricas en alimentos repletos de antioxidantes. Estos antioxidantes son moléculas que reducen el daño causado por estrés oxidativo, incluida la aterosclerosis.

Una dieta vegetariana mejora la obesidad: Comer vegetariano o vegano está ligado a comer sano. Y es que las elecciones de aquellos que escogen alimentarse de plantas suelen ser basadas en una alimentación consciente y no emocional.

Una dieta vegetariana satisface todos tus requerimientos nutricionales: Si alguna vez has pensado que los vegetarianos siempre tienen hambre, te equivocas. Una buena alimentación a base de plantas no significa sufrir ninguna deficiencia. De hecho, la dieta vegetariana contribuye a mejorar (e incluso revertir) problemas de salud.


Una dieta vegetariana te hará libre de piedras en el riñón: El consumo de verduras resulta en un elevado pH en tu orina. Presentar un bajo nivel de pH en la orina está relacionado con el desarrollo de piedras en el riñón.

Una dieta vegetariana contribuye a reducir el colesterol: Tras estudiar los efectos a largo plazo de la dieta vegetariana, se ha demostrado que aquellos que reducen la ingesta animal también ven reducido su colesterol.Síguenos:

Compártelo:

0 comments:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario. Recuerda que no se permiten insultos ni palabrotas.